INTERNACIONALES

El pedido del Papa Francisco en medio del conflicto en Medio Oriente: “No más atentados”

En medio de los ataques entre Israel e Irán, el papa Francisco pidió este domingo que no haya «más guerra, atentados y violencia» y abogó por el «diálogo y la paz» ante miles de fieles presentes en la Plaza de San Pedro. Asimismo dijo que hay que «ayudar a israelíes y palestinos a vivir en dos Estados, en seguridad».

“Nadie debe amenazar la existencia de los demás, todas las naciones deben ponerse del lado de la paz y ayudar a israelíes y palestinos a vivir en dos Estados, en seguridad. Es su deseo legítimo y es su derecho. No más guerra, no más atentados, no más violencia, sí al diálogo y sí a la paz», señaló.

En plena tensión internacional por una escalada del conflicto en Oriente Medio, tras el ataque de Teherán a Israel con cientos de drones y misiles de crucero lanzados en tres oleadas, el Papa, desde la ventana del Palacio Apostólico al final del Regina Caeli, lanzó un «sentido» llamamiento a la paz y a la negociación, según indicó Vaticano News.

Con los miles de fieles presentes en la Plaza de San Pedro, tras la oración mariana, Francisco compartió su «preocupación y dolor» por las noticias que le llegaron acerca del «agravamiento» de la situación en Israel, «debido a la intervención de Irán«. En ese sentido, pidió «detener cualquier acción que pueda alimentar una espiral de violencia, con el riesgo de arrastrar a Oriente Medio a un conflicto bélico aún mayor».

Mientras tanto, Irán advirtió este domingo a Israel y a Estados Unidos de una «respuesta mucho mayor» si hay alguna represalia por su ataque masivo con drones y misiles contra territorio israelí durante la noche, mientras Israel afirmó que «la campaña aún no ha terminado». La amenaza de que estalle una guerra abierta entre los enemigos de Oriente Próximo y arrastre de Estados Unidos puso en alerta a la región. Washington afirmó que no busca un conflicto con Irán, pero que no dudará en proteger a sus fuerzas y a Israel.

Irán lanzó el ataque por un presunto bombardeo israelí a su consulado en Siria el 1 de abril en el que murieron altos mandos de la Guardia Revolucionaria y que ocurrió tras meses de enfrentamientos entre Israel y los aliados regionales de Irán, desencadenados por la guerra de Gaza. Sin embargo, el ataque de cientos de misiles y aviones no tripulados, lanzados en su mayoría desde el interior de Irán, solo causó daños modestos en Israel, ya que la mayoría fueron derribados con la ayuda de Estados Unidos, Gran Bretaña y Jordania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *